Circuito Teresópolis - Friburgo

Autor:
Wander Oliveira Campos


Circuito Teresopolis-Friburgo

Con cerca de 68 kilómetros, mil metros de altura y una hora de tranquilo recorrido viendo el paisaje de las montañas, el Circuito Tere-Fri, como se le conoce al recorrido de Teresópolis y Friburgo, cumplió una década en 2011 y es ideal para parejas o familias, en invierno o en verano, para quedarse un fin de semana o unas largas vacaciones en Brasil. Lo que importa es disfrutar todos los parajes a lo largo del camino, para lo que recomendamos un mínimo de siete días para poder conocer los caminos secundarios de terracería que te llevarán a granjas, restaurantes, tiendas y hoteles.

Nova Friburgo Además de la belleza que admirarás en el camino, el agradable clima en verano, tan sólo 10 grados menos que en Río de Janeiro, contribuirá a hacer el viaje aún más delicioso. Puedes comenzar el paseo en Nova Friburgo, aunque para quienes vienen de Río de Janeiro es más adecuado iniciar en Teresópolis.

Dedo de Deus

La carretera que une las dos ciudades corre a través de un valle de montañas inmensas cuyas cimas rocosas tienen curiosas formaciones emblemáticas entre las que destacan el Dedo de Dios, la Mujer de Piedra y el Perro Sentado. También por aquí se llega al Parque Estatal Tres Picos, creado en el año de 2005, y que es un área protegida que conserva el rico bosque y ofrece un parque infantil con áreas para escalar y caminar por la Selva Atlántica.

Teresopolis¿Tienes hambre? En este universo rural también encontrarás una gran cantidad de opciones para disfrutar alimentos con ingredientes realmente frescos, producidos o cosechados en los propios restaurantes, tales como quesos de cabra, de vaca, truchas frescas, gallinas de rancho, cerdos asados, longaniza, embutidos, carnes exóticas como avestruz, rabo de buey, cordero, conejo y perdiz; hortalizas y verduras frescas servidas del jardín a su mesa; todo preparado con recetas italianas, japonesas, árabes, en pizzas o pastas. Para el postre encontrarás jaleas de frutas frescas, conservas, mermeladas y dulces de leche en una variedad de combinaciones de sabores.

Comercio localMuchos de estos restaurantes parecen más casas de campo por estar decorados rústicamente y con mesas de madera. Su cocina es sencilla, pero muy sabrosa, sin embargo, también existe la opción de comer al pie de una chimenea en un ambiente elegante y exclusivo. En fin, hay una gran cantidad de opciones gastronómicas, nacionales e internacionales.

Vista de la CarreteraEn tu próximo viaje a las ciudades de Teresópolis y Friburgo, mejor toma la carretera y maneja de una a la otra, despacio, sin prisa, para que tengas la oportunidad de conocer las bellezas que ofrece el recorrido, así como el rico sabor de una comida fresca y saludable. ¡Te encantará!

Enlaces relacionados: Hoteles en Petropolis