Joyá, La Perla de Cirque Du Soleil en la Jungla

Autor:
César Lozano

Cirque Du Soleil Riviera Maya 

El Teatro Cirque du Soleil es un oasis dentro de un oasis, pues está ubicado encima de una gran laguna, en una propiedad de Grupo Vidanta en la Riviera Maya, desde la cual se aprecia la jungla maya.

Cuando se camina sobre la pasarela de madera que lleva hasta el Teatro Cirque du Soleil puede admirarse la exuberante vegetación, estanques de agua clara como cristal, piedras corales y una cascada magnífica. El final de la pasarela evoca una palmera inclinada hacia delante, como una gran flor que ligeramente toca el agua. Al ingresar al teatro, es como entrar a un cenote por sus techos altos y su sensación orgánica.

El escenario sugiere una biblioteca grande, un lugar de conocimiento lleno de libros coleccionados por Zelig, un viejo naturalista. Es un lugar donde no hay un periodo de tiempo fijo per se, por lo que podemos ver un radio de la década de los 20, patrones renacentistas en el suelo, relojes de la época victoriana, una escalera preindustrial, así como un gran mural contemporáneo.

A lo largo del espectáculo, que es el primer show permanente fuera de los Estados Unidos, el espacio experimenta una serie de transformaciones durante la narración. Cortinas grandes separan el escenario de la audiencia para sugerir un mundo acuático.

Actores en el espectáculo de Cirque du Soleil

Hordas de piratas emergen de un libro grande para tomar el escenario. También se convierte en una jungla cuando una vid gigante desciende alrededor de una flor de más de 8 metros de altura. Posteriormente, un enorme mural del estilo del pintor mexicano Diego Rivera aparece para representar el mundo interior de la nieta de Zelig, Joyà.

Joyà, La Perla de Cirque Du Soleil en la Jungla

El escritor y director del espectáculo, Martin Genest, hizo una serie de alusiones sutiles a la historia y la cultura de México, como la migración de las mariposas monarca, el impacto de un asteroide enorme que cayó en la península Yucatán hace 66 millones de años, leyendas piratas, además de la referencia a Diego Rivera.

Teatro Cirque du Soleil en Riviera Maya

La música en vivo de JOYÀ mezcla sonidos clásicos y contemporáneos, la trompeta es omnipresente al igual que la guitarra acústica e instrumentos de percusión.

Cena de 3 tiempos

Una hora antes del show, bajo los intrincados candelabros, puede disfrutarse una fina cena completa de tres tiempos con una botella de champaña. Los platillos están hechos con los mejores productos y sabores mexicanos. Sobresalen detalles como su carta comestible, deliciosos aderezos o la canasta de pan esculpida en forma de una planta que contiene diferentes panes y galletas con hierbas y semillas. Los inusuales maridajes presentados en piezas de cerámica son los que hacen de la experiencia culinaria de JOYÀ una mezcla de inspiración y audacia, además de que es el único show de Cirque du Soleil en el mundo que ofrece una opción con cena gourmet.

Suculentos postres

También se puede ordenar el efecto ‘aliento de dragón’, una creación de cocina molecular que provoca que salga humo de las bocas de los comensales. La cena culmina con una sorprendente gama de suculentos postres presentados dentro de un libro. La experiencia gastronómica de JOYÀ prepara el terreno para que los clientes disfruten la espectacular puesta en escena, diseñada para deleitar los cinco sentidos.

Escrito por César Lozano Díaz